Email marketing: ¿Debo incluirlo en mi estrategia de comunicación?

El email marketing es una de las herramientas más comunes a la hora de comunicarnos e impactar a nuestros clientes. Se trata de un tipo de comunicación que cada vez es más común pero… ¿continúa siendo lo suficientemente eficaz como para incluirlo en una nueva estrategia?

La respuesta es sí, el emailing es una de las herramientas más eficaces para comunicarnos digitalmente con nuestros clientes. El envío masivo de correos nos ayuda a dar a conocer promociones o mostrar en primicia un producto, todo ello impactando a una base de datos que ya sabemos que ha mostrado cierto interés por nuestra marca.

Para incluirlo en nuestra estrategia de un modo eficiente, debemos tener en cuenta en qué fase o fases de nuestra estrategia de comunicación, ya que existen diferentes tipos de contenidos a la hora de enviar los emails:

  • Captar nuevos clientes. Servirá para dar a conocer una nueva marca o producto entre los consumidores que aún no son suscriptores.
  • Newsletter o boletines informativos. Permite mantener un contacto de manera habitual con nuestros seguidores.
  • Emails administrativos o de confirmación. Para confirmar una compra o el seguimiento de un envío.
  • Emails de fidelización. Buscar que una compra se realice de manera periódica.

Para conseguir una comunicación óptima tanto con los seguidores de la marca, como con potenciales clientes, lo idóneo es realizar un envío equilibrado entre los diferentes tipos de emails.

Comenzar a utilizar el emailing en la comunicación de una marca, además de generar confianza y proximidad al usuario, ofrece una serie de beneficios que pueden ayudar a conocer mucho mejor al consumidor:

  • Permite segmentar los correos por cuestiones como edad, demografía, sexo o intereses, lo que ayuda a realizar un impacto más certero.
  • Es un modo de redirigir tráfico a tu web, redes sociales, blog u otra plataforma que sea estratégica en tu comunicación
  • Los resultados obtenidos con esos envíos son fácilmente medibles, lo que permite realizar una valoración para implementar mejoras.
  • Ayuda a fidelizar clientes, ya que genera recuerdo de anteriores experiencias y productos adquiridos.
  • Refuerza la imagen de marca, ya que es una vía adicional de información que permite conectar más con la audiencia.
  • Es una herramienta económica, que permite alcanzar a un amplio público con una inversión más ajustada.
  • Los envíos se pueden automatizar y las plataformas te permiten realizar test para optimizar las campañas con las que estés trabajando.

Se podría decir que poco a poco, el email marketing se ha ido convirtiendo en una herramienta básica pero imprescindible en el plan de comunicación de cualquier marca.